En alianza con Estados Unidos y Corea del Sur, el gobierno de Tokio busca presionar al de Pyongyang, para que cumpla con la desnuclearización de la península de Corea, y esclarecer el secuestro de japoneses entre 1977 y 1983.
La prohibición de comercio bilateral tenía como fecha límite el sábado, además de la prohibición para que embarcaciones de Corea del Norte entraran a puertos japoneses.
Las sanciones unilaterales de Japón entraron en vigor en 2006, como respuesta a los ensayos nucleares y el lanzamiento de misiles balísticos del régimen de Kim Jong-Un.
Japón también exige conocer el paradero de al menos 17 conciudadanos, secuestrados por Corea del Norte para que actuaran como profesores de idioma y cultura nipona, para espías norcoreanos.
Radio Centro Noticias
Foto: AP

Compartir

Comentarios