Reino Unido urgió a Irán la liberación de su buque petrolero y la tripulación consigo, retenida en el estrecho de Ormuz.

Un vocero de la primera ministra británica, Theresa May, informó que el petrolero fue incautado con pretextos de manera ilegal, por lo que debería ser liberado de manera inmediata.

Subrayó que el Reino Unido no desea una confrontación con Irán, pero es inaceptable la escalada de tensiones, luego de la captura del barco que navegaba a través de la vía marítima internacional.

El ministro británico de Asuntos Exteriores, Jeremy Hunt, se manifestó en contra de la detención ilegal de la embarcación y alarmó sobre las posibles consecuencias, de no ser liberada la nave.

El petrolero británico «Stena Impero», fue detenido el viernes pasado por la Guardia Revolucionaria de Irán, con las 23 personas que lo tripulaban, cuando navegaba por el estrecho de Ormuz, presuntamente por violar las normas marítimas.

De acuerdo con información de los medios locales de Irán, la nave se encuentra detenida en el puerto de la ciudad Bandar Abas, a sur de la provincia de Hormozgan.

Se realizará una reunión de emergencia entre las autoridades de Reino Unido, en la residencia oficial de Downing Street, para determinar las acciones ante la retención del “Stena Impero”. Se espera que la determinación sea anunciada está tarde por los medios oficiales en la cual podría consistir en la congelación de los activos de Irán.

Por su parte, el portavoz del gobierno iraní, Ali Rabii, informó que la captura del buque es una medida necesaria para mantener la seguridad en la región, a pesar de la escalada de tensiones ocurridas en los últimos días.

Redacción: Radio Centro

Foto: Twitter

Comentarios