A partir del 7 de julio, Teherán abandonará otros dos compromisos tomados en el marco del acuerdo internacional sobre su programa nuclear, de acuerdo con un alto responsable iraní, que se mostró cansado de la «insolencia» de los europeos.
Irán había anunciado el 8 de mayo que cesaba de respetar dos de sus compromisos y dio ese día un ultimátum de 60 días a los europeos para que ayuden a darle la vuelta a las sanciones estadounidenses impuestas a Irán, que paralizan su economía, especialmente su sistema financiero, y sus exportaciones de petróleo, o de lo contrario la República islámica renunciaría a otros dos compromisos.
Además, Irán criticó las nuevas sanciones de Estados Unidos al líder supremo y otros altos cargos de la República Islámica, señalando que significan el “cierre permanente” de la diplomacia entre Teherán y Washington. El presidente iraní, Hasán Ruhani, describió a la Casa Blanca como «aquejada de retraso mental».
Calificó las sanciones contra el líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei, de «indignantes y estúpidas», especialmente porque el clérigo chií de 80 años no tiene previsto viajar nunca a Estados Unidos.
Por su parte, el ministro francés de Asuntos Exteriores Jean-Yves Le Drian, advirtió que Irán cometería «un grave error» si viola el acuerdo nuclear de 2015.
La diplomacia francesa, alemana y británica están plenamente movilizadas para hacer entender a Irán que no cumpla con su amenaza, señaló Le Drian al hacer un llamado a «actuar juntos para evitar una escalada» en el Golfo.
Redacción Radio Centro Noticias
Foto: AP

Compartir

Comentarios