Tras la ubicación de la vivienda en la que se localizó una toma clandestina de combustible, fueron inspeccionados tres terrenos aledaños, sin que en ninguno haya evidencia del delito, informó la jefa de gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum.
En su conferencia de prensa matutina, precisó que la cámara ubicada en la esquina de la calle de Amores y la avenida 16 de Septiembre, en la colonia Santa Inés, cerca del predio, fue dañada de manera intencional.
Dijo que existen indicios para pensar que fueron los mismos delincuentes los que dañaron el equipo de vigilancia; sin embargo, advirtió que se investigará también al interior del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la Ciudad de México (C5).
Sheinbaum Pardo reveló que el C5 no detectó actividad inusual en la zona y que fueron los vecinos y los reportes de algunos medios de comunicación los que denunciaron el olor a gas, lo que permitió que ingresaran al predio las autoridades y se descubriera el delito.
Destacó que esperarán los resultados de la investigación para considerar una extinción de dominio del terreno en el que se localizó la toma clandestina.
La jefa de gobierno indicó que, de acuerdo con los reportes de disminución de presión en Petróleos Mexicanos (Pemex), se trabajará en la revisión de los ductos que recorren la Ciudad de México.
Con información de David Santiago
Redacción Radio Centro Noticias
Foto:  TW / @GobCDMX

Comentarios