Oliva López Arellano, titular de la Secretaría de Salud capitalina, también lamentó que la interrupción legal del embarazo no es una realidad a nivel nacional.
Informó que a 12 años de las reformas al Código Penal y a la Ley de Salud local para despenalizar el aborto inducido, (hasta 12 semanas de gestación), en la Ciudad de México se han realizado 209 mil 353 procedimientos con cero muertes maternas en los servicios públicos de salud.
En su participación en la Jornada por el Derecho a Decidir, que se realizó en la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), destacó que los procedimientos han disminuido ligeramente en los últimos años ante la vinculación de estrategias de prevención, planificación familiar y de información de métodos anticonceptivos.
La presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez, advirtió que esta conmemoración es la oportunidad de alzar la voz, ante la regresión de los derechos de las mujeres que se mantienen en otras entidades del país.
Propuso que, desde la Ciudad de México, se empuje la marea verde por el derecho a decidir, e hizo votos para que los Congresos de Hidalgo, Puebla y Estado de México aprueben las iniciativas que están a discusión para homologar sus Códigos Penales al de la Ciudad de México.
Julia del Carmen Chávez Carapia, directora del Centro de Estudios de la Mujer (CEM), afirmó que algunas personas aseguraban que cuando se aceptara la despenalización las cifras se dispararían, pero no ha sido así, el número de abortos es reducido.
Marta Lamas, del Centro de Investigación y Estudios de Género (CIEG), comentó que el número de mujeres que abortan más de una vez es mínimo, por lo que es falso el argumento de que la interrupción del embarazo serviría como un modo de control natal.
Las especialistas de la UNAM coincidieron en que es un derecho elemental del que deben gozar en todo el territorio nacional.

Con información de Gabriela Díaz y Radio Centro Noticias
Foto: @SalaPrensaUNAM

Comentarios