Habrá una reducción del toque de queda en Cachemira, por la fiesta nacional de independencia que se celebrará este jueves, aunque los medios de comunicación continuaran cortados, informó el gobernador del estado de Jammu y Cachemira Satya Pal Malik.

El gobernador indico que no serán activados el teléfono y el internet, porque no quieren dar estas herramientas a los enemigos, pero calculó que dentro de una semana a 10 días, se podrán restablecer las cosas abriendo progresivamente la líneas de comunicación.

Desde el pasado 4 de agosto, Cachemira se encuentra aislada de los medios y se les tienen prohibidas las concentraciones, luego de que se desplegaran miles de soldados de Inda en la zona, a pesar de que ya había más de medio millón de soldados en el sitio.

Desde el 5 de agosto, India anunció la revocación de la autonomía de Jammu y Cachemira, una medida que generó incomodidades, por dejar el territorio habitado mayormente por musulmanes, bajo el control de Nueva Delhi.

A través de su cuenta de twitter, un portavoz del ministerio indio, afirmó que habrá un levantamiento progresivo de las restricciones.

Cuando se disminuyó el toque de queda por las oraciones el pasado viernes, cerca de 8,000 personas se manifestaron, aunque fueron dispersadas por las autoridades, de acuerdo con la población.

Las restricciones también fueron reducidas de forma temporal el pasado domingo, para que la población pudiera hacer los preparativos de las celebraciones de la fiesta musulmana del Aída, que dieron inicio el lunes, pero se impusieron nuevas medidas por las manifestaciones de los habitantes.

Ante los hechos, el primer ministro de Pakistán, Imran Khan, hizo una comparación del gobierno de India con la Alemania Nazi.

Tanto Pakistán como India, se han enfrentado en dos ocasiones por el territorio del Himalaya que fue dividido al independizarse del imperio de la colonia británica.

Redacción: Radio Centro

Foto: AP

Comentarios