Las autoridades de India, aligeraron el toque de queda impuesto a Cachemira, para que los musulmanes de la región puedan asistir a realizar sus oraciones este viernes.

Bilbag Singh, director general de la policía de Cachemira, indicó que los habitantes tenían autorizado salir a realizar sus oraciones en sus barrios, sin ninguna restricción para ello, sin embargo, los limitaron a no salir de su localidad.

Desde el pasado domingo, Cachemira ha estado aislada del mundo, por órdenes del gobierno se les han cortado las comunicaciones, se han cerrado los comercios y las calles han estado desiertas por la presencia de miles de soldados en la región.

En Cachemira, que forma parte del área del Himalaya es una región rebelde reivindicada por Pakistán, en donde con anterioridad ya se habían enviado medio millón de soldados, después de que se anunciara la revocación de su autonomía constitucional.

Redacción: Radio Centro

Foto: Twitter

Comentarios