El Tribunal Supremo de Puerto Rico dictaminó que la juramentación la semana pasada del nuevo gobernador, Pedro Pierluisi, fue inconstitucional.

Por ello, Pierluisi «no puede continuar en el cargo de gobernador a partir del momento en que esta Opinión y Sentencia sea efectiva», añadió el máximo tribunal puertorriqueño.

La ministra de Justicia, Wanda Vázquez, próxima en la línea de sucesión, asumió el cargo una vez que entró en vigor la sentencia.

Vázquez había hecho público su desinterés en convertirse en gobernadora, pero confirmó poco después de conocerse el fallo judicial que acatará lo dispuesto por la ley.

En un comunicado escribió: «Puerto Rico necesita certeza y estabilidad. Nuestras acciones estarán dirigidas a ese fin y siempre estará primero».

Pierluisi había asumido la gobernación el viernes pasado luego de ser nombrado a última hora como secretario de Estado por Ricardo Rosselló, quien ese mismo día abandonaba el cargo en medio de escándalos de corrupción y una polémica por un chat comprometedor.

Pero el nombramiento del abogado Pierluisi como secretario de Estado no había sido aprobado por el Senado, que en ese momento estaba en receso.

Jennifer González, la congresista en Washington por Puerto Rico, comentó en un comunicado que «el Senado hizo lo correcto al poner a un lado el debate político y partidario para que el Tribunal Supremo tomara la decisión siguiendo la Constitución

Compartir

Comentarios