Cientos de vuelos fueron cancelados mientras bancos, escuelas y la administración pública cerraron sus puertas en la quinta huelga nacional que el sindicalismo argentino realiza hoy, en contra de las políticas de ajuste del presidente Mauricio Macri.
El paro tiene lugar a pocos meses de los comicios en los que Macri buscará reelegirse y su opositora Cristina Fernández buscará su regreso al poder.
La huelga convocada por la Confederación General del Trabajo (CGT) se sentía con fuerza en Buenos Aires y otras ciudades por la paralización de los ferrocarriles, el metro y los autobuses, así como el transporte de mercancías por carretera y vía marítima.
Aerolíneas Argentinas fue una de las compañías aéreas que no operó. Unos 330 vuelos fueron cancelados y 37.000 pasajeros resultaron afectados.
En los hospitales se atendían sólo emergencias pero en los comercios y restaurantes la medida se acataba de forma dispar. Muchos taxis también trabajaron.

Con información y foto de AP

Comentarios