La Comisión Nacional dio a conocer el resultado de la investigación sobre los hechos ocurridos en septiembre de 2018 durante el operativo denominado “Contención de Flujos Migratorios”.
Concluye que agentes del Instituto Nacional de Migración, de la Policía Federal y de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz, violaron los derechos humanos a la seguridad jurídica, integridad personal y de protección de la salud de más de 130 ciudadanos centroamericanos.
Los hechos ocurrieron en el Municipio de Juan Rodríguez Clara, Veracruz, cuando los migrantes viajaban en un ferrocarril de la compañía Ferrosur. Durante el operativo de manera ilegal policías federales y dispararon y arrojaron piedras en contra de los centroamericanos.
Pretendían obligarlos a tirarse del tren en movimiento, mientras que quienes permanecieron en el ferrocarril los obligaron a bajar y los aseguraron.
Varias personas resultaron lesionadas, detenidas y aseguradas mediante el uso indebido de la fuerza, sin los protocolos administrativos migratorios y sin dar aviso a las autoridades sanitarias.
Por estos hechos la CNDH dirigió una recomendación al comisionado del Instituto Nacional de Migración, Javier Garduño, para que aplique un protocolo de actuación en revisiones migratorios en sitios donde se considere que las personas en este contexto se encuentren en riesgo.
Recomendó al Gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, colaborar en la investigación contra los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública que participaron en los hechos.
Al secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, la CNDH solicitó colaborar en el seguimiento de la queja en contra de los servidores públicos que actuaron en contra de los migrantes.
Fue remitida a la Fiscalía General de la República copia de la recomendación, para que se agregue a la carpeta de investigación por agresiones en contra de los migrantes.
Con información de Gabriela Díaz
Redacción Radio Centro

Foto: Twitter/ @CNDH

Comentarios