El gobierno de Hong Kong no descarta vetar el acceso a Internet con tal de frenar las protestas que desde hace 18 semanas sacuden esta ciudad semiautónoma.
Así lo adelantó un mimbro del Consejo Ejecutivo del Gobierno, en declaraciones a un medio local, «A estas alturas, el Gobierno considerará todos los medios legales para parar las revueltas. No descartaremos una prohibición de Internet», aseguró.
Los manifestantes hongkoneses se organizan y planean las protestas a través de aplicaciones de mensajería por Internet, foros, redes sociales y otras plataformas.
Sin embargo, la también diputada Regina Ip dijo este domingo en una entrevista que una prohibición de Internet «provocaría una conmoción enorme: no merece la pena».
Estas declaraciones se dan tres días después de la entrada en vigor de una controvertida ley que prohíbe llevar máscara, un complemento usado habitualmente entre los manifestantes prodemocráticos para ocultar su identidad y así evitar represalias.
Hasta el momento, dos personas ya han sido acusadas formalmente de violar la nueva norma.
Con información y foto de EFE

Comentarios