En Alamos, Sonora el presidente Andrés Manuel López Obrador admitió que emprender la cuarta transformación no es fácil porque hay resistencias.
“Hay quienes no quieren dejar de robar; no tienen llenadera” dijo al tiempo que sentenció que ya se acabó la corrupción

Al rechazar que la corrupción sea parte de la cultura del pueblo de México, dijo que si el Presidente da el ejemplo de honestidad todos tienen que ser honestos.

Añadió que si “queremos que los jóvenes tengan garantizado el derecho al estudio y al trabajo, si queremos vivir en paz debemos jalar a los jóvenes para que no los enganche la delincuencia”.

Indicó que quiere entregarle año con año el presupuesto a cada escuela.

El jefe del ejecutivo ofreció apoyar mucho a la gobernadora de Sonora Claudia Pavlovich aunque vengan de partidos políticos distintos.

Con información de Víctor Gamboa y Redacción Radio Centro

Foto Presidencia

Compartir

Comentarios