Un equipo de investigadores británico halló por primera vez microplásticos en minicrustáceos que viven a 11 km de profundidad.

65 de 90 minúsculos crustáceos recolectados en el fondo de las fosas oceánicas más profundas localizadas alrededor del Cinturón del Pacífico, es decir, más del 72%, contenían al menos una micropartícula.Ésta fue de Nailón, polietileno, PVC

La contaminación concierne todos los lugares explorados: desde un mínimo de 50% de los especímenes recolectados a casi 7.000 metros de profundidad en la fosa de Nuevas Hébridas de Vanuatu, hasta el 100% a casi 11.000 metros en la fosa de las Marianas, al este de Filipinas, la más profunda conocida.

Cada año se producen más de 300 millones de toneladas de plástico, de las cuales una parte acaba en los océanos.

Según estimaciones científicas, unos 5 billones de trozos de plástico que pesan más de 250 mil toneladas flotan en la superficie, un material que acabará por degradarse en micropartículas que se hundirán en el fondo del mar.

Estudios previos habían evidenciado la presencia de microplásticos en los sedimentos marinos de casi 7.000 metros cerca de la fosa de las Kuriles y en los organismos que viven a 2.200 metros de profundidad en el Atlántico Norte. Pero la mayor parte de estudios se centran en la superficie.

“Es hora de aceptar que las micropartículas de plástico están en todas partes”, deplora Alan Jamieson, investigador sobre ecología marina de la universidad británica de Newcastle.

El estudio fue publicado el miércoles en la revista Royal Society Open Science

Redacción de Radio Centro Noticias
Foto PanamaOn.com

Compartir

Comentarios