El fósil del anfibio y cuadrúpedo tiene 42.6 millones de años, está bien conservado y fue localizado por un grupo de paleontólogos a un kilómetro de la costa del Pacífico en Playa Media Luna, a 250 kilómetros al sur de Lima, en Perú.
El hallazgo ayuda a terminar los estudios sobre la transición de los mamíferos de tierra a mar; es decir, completa el cuadro de la evolución de los cetáceos.
Las mandíbulas estaban al ras del suelo del desierto y, al cavar, los investigadores encontraron la mandíbula inferior, dientes, vértebras, costillas, partes de las patas delanteras y traseras con dedos largos que, sin duda, eran palmeados.
De acuerdo con la anatomía del ejemplar encontrado, los investigadores creen que este cetáceo, de aproximadamente cuatro metros de longitud, podía caminar y nadar al mismo tiempo.
Anteriormente ya se habían descubierto fragmentos de ballenas cuadrúpedas en el Sáhara Occidental, Egipto; Senegal, Togo y Nigeria, pero los restos óseos estaban tan fragmentados que no se pudo concluir si estos animales podían nadar.
Los investigadores suponen que, si la ballena peruana podía nadar, ésta probablemente cruzó el Atlántico ayudada por las corrientes este-oeste de la época entre la costa oeste de África y América del Sur, descartando la hipótesis de que las ballenas llegaron a América desde el norte a través de Groenlandia.
Redacción: Radio Centro Noticias

Foto: Current Biology

Compartir

Comentarios