El gobernador republicano, Ron DeSantis, dijo lo anterior en conferencia de prensa, sin embargo, aseguró que no manipularon datos y que los resultados de la elección presidencial del 2016 no fueron alterados.
El gobernador señaló que él y funcionarios del Departamento de Agencias del Orden de Florida (FDLE) fueron informados por el FBI y el Departamento de Seguridad Nacional, pero firmaron un acuerdo para no revelar los nombres de los condados, aunque funcionarios electorales locales están al tanto de las intromisiones.
En las elecciones del año pasado Scott criticó a su oponente, el entonces senador federal demócrata Bill Nelson, por decir que los rusos habían hackeado el sistema electoral.
El informe del fiscal especial Robert Mueller sobre la interferencia rusa en la elección del 2016 también dijo que los hackers lograron acceso a la red de al menos un condado de Florida.
En tanto, el senador federal republicano Marco Rubio, dijo en su momento, que al menos un condado de Florida fue blanco de intromisión.
 

Redacción Radio Centro Noticias

Foto: cybertalk.org

Compartir

Comentarios