Así lo afirmó el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, quien explicó que él será el jefe superior de este cuerpo de seguridad una vez que entre en vigor la reforma constitucional.
Pero el mando operativo, agregó, tendrá que ser muy especializado y de conducta intachable, ya sea Policía Federal, militar retirado o uno en activo.
Durazo Montaño recalcó que el Ejército y la Armada son las instituciones que tienen experiencia en las cuestiones de seguridad y elementos con una limpia hoja de servicios.
Agregó que el Senado estableció que en la ley de la Guardia Nacional quedará expresamente claro que es facultad del presidente designar a su titular y, aunque la ley defina ciertas características del mando operativo, el presidente de la República podrá optar incluso por un militar activo.
Con información de Antonio Guzmán

Redacción Radio Centro Noticias

Foto: Archivo RCN

Comentarios