Al advertir que su gobierno no solapara corruptos, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que las grandes tranzas que se hicieron en México, llevaron el visto bueno del presidente de la República, ya que aseguró que los presidentes se enteran de todo, porque tiene los elementos y la información.
Estas declaraciones fueron hechas, cinco días después de que la extitular de la Sedesol y Sedatu, Rosario Robles, fuera vinculada a proceso por el delito de ejercicio indebido del servicio público.
Durante su visita al hospital rural de Miahuatlán de Porfirio Díaz, ubicado en el sur de Oaxaca, el primer mandatario centro los primeros dieciocho minutos de su discurso en el combate a la corrupción.
Ante personal médico y habitantes de la región, el primer mandatario añadió que el juicio histórico de un dirigente o político concluye hasta la muerte, por lo que llamó a los servidores públicos a resistirse a las tentaciones del dinero y poder.
Por otro lado, el primer mandatario pidió ver con buenos ojos a los soldados, al destacar que son pueblo uniformado, además de que señaló que sin las fuerzas armadas se hubiera podido enfrentar a las bandas delictivas dedicadas al huachicol.
En tanto, con el fin de prohibir la condonación de impuestos a los grandes contribuyentes, López Obrador, agregó, que enviará una iniciativa para reformar el artículo 28.
Con información de Gaspar Vela
Redacción Radio Centro
Foto: presidente.gob.mx

Compartir

Comentarios