Fue firmada la polémica ley que prohíbe el aborto en Alabama, por la gobernadora republicana Kay Ivey y entra en polémica por desafiar el fallo del Tribunal Supremo de 1973, que permite el aborto en el país.

Después de que fuera aceptada por el Congreso de Alabama el martes pasado, la propuesta de ley que sólo permite el aborto cuando está en peligro la salud de la madre y que contempla una pena de hasta 99 años de cárcel para quien lo practique, sólo era necesaria la firma de la gobernadora para avanzar en su objetivo.

Los impulsores el proyecto, saben que la ley no podrá entrar en vigor por contradecir el fallo del Tribunal Supremo de 1973, que reconoce el aborto, sin embargo, buscan que esta norma llegue al Alto Tribunal para que se reconsidere la legalidad del aborto en el país.

La Gobernadora se mostró consciente de que no entrará en vigor de forma rápida, por la autoridad del Tribunal Supremo de Estados Unidos, al cual considera hay que respetar, sin embargo, expresó que es una oportunidad importante para que el Tribunal examine el asunto.

Hay que considerar que el fallo del Tribunal realizado en 1973 y conocido como Roe versus Wade, declaró inconstitucional la interferencia del Estado en la decisión de la mujer sobre el embarazo.

Y que en los últimos años, el movimiento conservador ha buscado que el Alto Tribunal revierta la decisión declarada en 1973, encontrando una oportunidad en los recientes nombramientos del presidente Donald Trump, de los jueces conservadores Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh en el Tribunal Supremo.

Redacción: Radio Centro Noticias

Foto: Twitter

 

Comentarios