El ministerio de Relaciones Exteriores británico emitió un comunicado en el que manifestó su preocupación, por informaciones que indican que hubo un arresto en China de un empleado de su consulado en Hong Kong.

Un portavoz del ministerio británico, indicó que estaban muy preocupados por informaciones que indican que un miembro de su equipo fue detenido cuando regresaba a Hong Kong de Shenzhen.

En el comunicado detalla que están brindando apoyo a la familia del funcionario y están buscando más información en la provincia de Guangdong y en Hong Kong.

El empleado del consulado había viajado a Shenzhen, en la provincia de Guangdong, para una reunión de negocios de un día el 8 de agosto, pero no pudo regresar.

Es un incidente que ocurre cuando Hong Kong está sumergido en una fuerte crisis política, con manifestaciones prodemocracia desde hace diez semanas que frecuentemente terminan en enfrentamientos violentos con las autoridades.

China ha calificado las protestas de “casi terroristas” y las ha visto como una afrenta en contra de su gobierno.

Las manifestaciones en Hong Kong iniciaron por un plan que permite extradiciones a China, pero terminaron convirtiéndose en un movimiento más amplio por los derechos y las libertades democráticas, además de estar en contra de la influencia de Pekín en su región.

Hong Kong fue dejado en China en 1997, es un territorio de 7 millones de habitantes que conserva cierta autonomía con libertades que no existen en Pekín.

Redacción: Radio Centro

Foto: Twitter

Comentarios