El aviso cubre a modelos Ford Fusion y Lincoln MKZ del 2015 vendidos en Norteamérica.
El fabricante dice que los cinturones de seguridad delanteros pueden perder fuerza debido a la acumulación de calor y podrían no sujetar adecuadamente a los pasajeros durante un accidente.
Ford informó de un reporte sobre un herido por el problema. Los concesionarios aplicarán un revestimiento protector a los cables.
Los dueños serán notificados a partir del 9 de septiembre.
 

Redacción Radio Centro

Foto: AP

Comentarios