El Cardenal Sergio Obeso Rivera falleció la noche de este domingo en su domicilio ubicado en el municipio de Coatepec, Veracruz, a la edad de 86 años.

El Arzobispo emérito de Xalapa estuvo internado en el Sanatorio San Francisco, en la ciudad de Veracruz, para luego ser trasladado a Xalapa. Sin embargo, fue el pasado 2 de agosto cuando se decidió atenderlo en su vivienda.

Por su parte, la Conferencia del Episcopado Mexicano expresó, a través de un comunicado, que Obeso Rivera realizó una gran labor de coordinación y responsabilidad como presidente de este organismo durante tres periodos.

Además, el Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes, reconoció el servicio que realizó el Cardenal en favor de la Iglesia Católica, a quien sirvió fielmente como buen pastor.

El Cardenal participó en las negociaciones de paz de los Acuerdos de San Andrés, en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre México y El Vaticano, y fue consagrado por el Papa Francisco como Cardenal el 28 de junio de 2018.

 

Redacción: Radio Centro

Foto: Twitter

Comentarios