Durante esta semana, personal esencial que permanecía en el país se retirará. El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, informó que esta decisión refleja “el deterioro de la situación” en el país sudamericano, y la conclusión de presencia de personal diplomático en la embajada.
Por órdenes del Departamento de Estado, el pasado 24 de enero personal diplomático no esencial se retiró del país, solo se mantuvo a un grupo de funcionarios para gestionar la embajada en Caracas con “capacidad limitada a proveer servicios de emergencia a los ciudadanos estadounidenses”.
La decisión se tomó un día después de que el Gobierno de Nicolás Maduro ordenó la expulsión de todo el personal diplomático de Estados Unidos en el país caribeño y tras el reconocimiento, por parte del presidente Donald Trump del líder opositor Juan Guaidó como presidente interino.
Washington lidera una estrategia internacional para deponer a Maduro y entregarle el poder a Guaidó, quien ha recibido el reconocimiento de más de 50 países, en su mayoría americanos y europeos, aunque también de Israel y Australia.
Maduro mantiene el apoyo de Rusia y China, así como de Cuba y Bolivia entre otros.
Redacción Radio Centro Noticias
Foto: AP

Comentarios