El gobierno de Estados Unidos, volverá, después de 16 años, a ejecutar a los condenados a pena de muerte.
«El Departamento de Justicia defiende el imperio de la ley , y le debemos a las víctimas y a sus familias avanzar con la sentencia impuesta por nuestro sistema de justicia», dijo el fiscal general, Bill Barr en un comunicado.
Los primeros a los que se les aplicará esta medida serán cinco asesinos ya condenados que serán ejecutados en la penitenciaría de Terre Haute en Indiana.
El año pasado hubo 25 ejecuciones en Estados Unidos, todas ellas llevadas a cabo por autoridades estatales para personas condenadas por cargos también estatales y no federales.
El gobierno federal tiene cerca de 60 personas en el corredor de la muerte en las prisiones federales.
Pero, debido a los debates sobre los métodos de ejecución y a controversias sobre las drogas utilizadas, además de las reticencias del anterior presidente estadounidense, Barack Obama, ningún prisionero federal ha sido ejecutado desde 2003.
El primer condenado será ejecutado el 9 de diciembre de 2019. Se trata de Daniel Lewis Lee miembro de un grupo racista que asesinó a tres personas de una familia, incluyendo a un niña de ocho años.
Redacción Radio Centro
Foto: AP

Comentarios