El secretario interino de Defensa de Estados Unidos Mark Esper, viajó a Europa para convencer a los integrantes de la OTAN a que apoyen a su país en su enfrentamiento con Irán.
Apenas un día después de asumir el cargo, tratará de asegurar a los líderes políticos y militares de Europa que hay estabilidad en las fuerzas armadas estadounidenses a pesar de que el presidente Donald Trump ha tenido tres secretarios de defensa en los últimos siete meses.
La tarea resulta complicada para el jefe del Pentágono, en momentos de gran incertidumbre internacional sobre diversas políticas militares y de política exterior, no sólo en cuanto a Irán sino también hacia Rusia y China, hacia el resurgimiento del grupo extremista Estado Islámico y la guerra en Afganistán.
Recordemos que la semana pasada Estados Unidos estuvo a punto de atacar Irán en represalia por el derribamiento de un dron estadounidense en el estrecho de Ormuz. Trump abortó la misión minutos antes de que comenzara y el secretario de Estado Mike Pompeo fue al Medio Oriente poco después para tratar de recaudar apoyo internacional a una campaña para intensificar las presiones económicas sobre Teherán.
Casualmente, Esper realizará su primer acto público en la sede de la OTAN, la alianza transatlántica a la que Trump acusa de aprovecharse injustamente de Estados Unidos.
 

Redacción Radio Centro Noticias

Foto: @DeptofDefense [1]

[1] https://twitter.com/DeptofDefense

Compartir

Comentarios