El gobierno de Donald Trump aplazará la entrega de más de ocho mil millones de dólares destinados a ayudar a Puerto Rico, con el argumento de que la isla atraviesa inestabilidad política y registra irregularidades financieras.
Los fondos son parte de los 16 mil millones de dólares aprobados por el Congreso federal para proyectos de mitigación como el reforzamiento del tendido eléctrico en estados y territorios que recibieron declaratorias de desastre presidenciales entre 2015 y 2017.
El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano estadounidense detallará las reglas para que nueve estados reciban primero los fondos: Texas, Luisiana, Florida, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Virginia Occidental, California, Missouri y Georgia.
El secretario de Vivienda, Ben Carson, dijo que la recuperación de estos estados no debería retrasarse por la supuesta corrupción, irregularidades fiscales y mala gestión financiera que ocurren en Puerto Rico.
Con información y foto de AP
Redacción Radio Centro

Comentarios