Lo anterior, debido a que el Departamento de Seguridad Interior (DHS) informó que la patrulla fronteriza había detenido 21 por ciento menos de migrantes en la frontera con México en julio respecto al mes anterior.
Sin embargo, el gobierno de Donald Trump enfrenta duras críticas por arrestar a 680 personas sin papeles en redadas masivas ocasionando la separación de familias.
Este miércoles, las siete redadas en el sureste de Misisipi, dejaron a muchos niños solos y dependiendo de los vecinos para tener qué comer y dónde dormir, escenas que desataron la cólera de opositores y activistas de derechos humanos.
La oficina de migración ICE atribuyó esta disminución al acuerdo firmado con México en junio pasado para detener el flujo de migrantes centroamericanos.
Además, informó que de los 680 arrestados, 300 ya fueron liberados, 30 de ellos por razones humanitarias.
Cabe señalar que este tema es uno de los pilares del gobierno de Trump, quien prometió en la campaña que lo llevó a la presidencia que pondría fin a la inmigración ilegal.
Redacción Radio Centro

Foto: AP

Comentarios