Agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) de Estados Unidos pondrán en marcha este domingo una operación para detener y expulsar del país a unas dos mil familias que entraron a de forma ilegal.
En febrero pasado el Servicio de Migración envió cartas a familias que habían sido sometidas a «juicios exprés” y quedaron sujetas a órdenes de deportación, para informarles que debían cooperar con las autoridades migratorias y abandonar voluntariamente el país.
Tratar de ubicarlas, para detenerlas y deportarlas, es el propósito de las redadas masivas que comenzarán mañana en diez ciudades.
Esta mañana el presidente de Estados Unidos escribió en su cuenta personal de Twitter
“La gente que el Servicio de Inmigración aprehende ya tiene una orden para ser deportada. Esto significa que han huido de la ley y han huido de los tribunales. Se supone que son personas que deben volver a su país de origen. Rompieron la ley al entrar en el país, y ahora quedándose”.
En un segundo mensaje advirtió:
“Cuando la gente entre ilegalmente en nuestro país, ¡serán deportados!
Redacción Radio Centro Noticias
Foto AP

Compartir

Comentarios