En entrevista con Los Periodistas, Álvaro Delgado y Alejandro Páez, Diego Fernández de Cevallos, ratificó que el artífice de los video escándalos de 2004 fue Carlos Ahumada.
Ratificó que al ver lo que le mostraba el empresario, de origen argentino, en los videos que le presentó, le ofreció apoyarlo como ciudadano para evitar “un atropello” contra su persona.
Explicó que el contenido que mostraban los videos era “una sinvergüenzada”. Aseguró que en su decisión nada tuvo que ver la rivalidad política existente con Andrés Manuel López Obrador.
Dijo que ante una deshonestidad o conducta ilegal ha intervenido, incluso a favor del actual presidente de la República.
Cuestionado sobre si teme una venganza del actual presidente de la República, fue contundente: “sé que corro riesgos por mi comportamiento frente al presidente de la República. Estoy dispuesto a lo que venga y preparado para pagar el precio que tenga que pagar por seguir siendo el mismo.”
Diego Fernández de Cevallos, reiteró que es su deber como ciudadano señalar los desmanes, atropellos y delitos de un presidente de la República vengativo falaz y traicionero que solo responde a su capricho.
Sobre la Estafa Maestra, dijo es tan sólida la información de la Auditoría Superior de la Federación que permite afirmar que se trata de un desfalco a la nación, una concertación entre autoridades, funcionarios, rectores y empresas fantasma.
Sostuvo que no hay una persecución política, es una trama de saqueo que en su opinión pudo hacerse sin conocimiento del expresidente Enrique Peña Nieto, pero no lo sabe. Aseguró que sí hay elementos de corrupción en el gobierno de AMLO, y citó como ejemplos la cancelación del aeropuerto en Texcoco y la compra de pipas sin licitación.
Redacción Radio Centro
Foto: AP

Comentarios