Este viernes el gobierno de Hong Kong anunció la prohibición del uso de máscaras en las manifestaciones, invocó una ley colonial para hacerlo, aunque enfatizó en que no está declarando el estado de emergencia.
La nueva orden de «emergencia» fue anunciada por el líder de Hong Kong Carrie Lam en una conferencia de prensa, tiene como base la legislación de la era colonial, entró en vigor a partir del primer minuto de este viernes para controlar las protestas antigubernamentales, que estallaron en junio a raíz de una polémica propuesta de ley de extradición, mutando hasta convertirse en un movimiento pro-democracia.
La nueva ley prohíbe «cualquier cobertura facial que pueda evitar la identificación» durante las manifestaciones públicas. Cualquier persona arrestada bajo la nueva regla enfrentará hasta un año de prisión y una multa de aproximadamente 3 mil 200 dólares.
Tras conocerse este ordenamiento, cientos de manifestantes salieron a las calles para realizar bloqueos en las carreteras entre Nathan Road y Argyle Street. Además, levantaron barricadas en el centro del distrito comercial.
Decenas de personas usaron barreras de plástico, paneles de madera y conos de tráfico para obstruir vialidades primarias donde tienen sus sedes importantes empresas internacionales.
Los inconformes causaron destrozos en varias estaciones del tren, las cuales tuvieron que cerrar, también destruyeron sucursales de varios bancos estatales chinos mientras marchaban por Nathan Road.
Redacción Radio Centro

Foto: EFE

Comentarios