Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo, alumnos del Tecnológico de Monterrey, campus Nuevo León, quienes fueron asesinados el 19 de marzo de 2010 por elementos del Ejército Mexicano, al confundirlos con integrantes del crimen organizado.

[1]

En representación del Estado mexicano, Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, fue la encargada de ofrecer una disculpa pública.

En la ceremonia dijo que en la recomendación que emitió la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), existen evidencias para determinar el uso arbitrario de la fuerza por parte de elementos del Ejército mexicano.

En esta nueva etapa del país, la defensa y la promoción de los Derechos Humanos es una prioridad, tanto en la política interior como en la exterior, por lo que se debe garantizar el derecho a la memoria, el derecho a la verdad y el derecho a la Justicia, dijo Sánchez Cordero, ante el titular de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, y los padres de los dos alumnos, quienes además contaban con excelencia académica.

[2]

En la recomendación de la CNDH se observó la existencia de diversos obstáculos y la falta de colaboración en la investigación, así como para acceder a los expedientes y la información por parte de la entonces Procuraduría General de la República y de la Procuraduría de Justicia Militar.

La noche del 19 de marzo de 2010, Jorge Antonio y Javier Francisco salieron del Tec de Monterrey, les dispararon a mansalva, al confundirlos con presuntos sicarios.

Redacción y Fotos: Radio Centro Noticias

[1] http://news.minowana.com/wp-content/uploads/2019/03/Noticia_Nacional_20180319_Tec3.jpg
[2] http://news.minowana.com/wp-content/uploads/2019/03/Noticia_Nacional_20180319_Tec2.jpg

Comentarios