El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, ofreció el puerto de Algeciras, en el sur para arecibir al barco «Open Arms» con más de un centenar de migrantes a bordo, luego de que Italia le negó puerto seguro.
El navío actualmente se encuentra frente a la isla italiana de Lampedusa.
Madrid tomó la decisión «por la situación de emergencia que se vive a bordo, tras dos semanas de navegación», y cuando el barco transporta todavía a 105 adultos y dos niños, en condiciones «insostenibles», según la oenegé española Open Arms.
La tripulación del barco dice que las condiciones en la embarcación son «miserables» 17 días desde que rescató a personas de Libia. Seis países de la Unión Europea dicen que recibirán a los inmigrantes, pero Italia no ha dejado que el barco atraque.
Por otra parte,  60 migrantes que iban a Europa fueron interceptados en la costa libia del Mediterráneo, dijeron los guardacostas de Libia.

Un bote de madera con migrantes etíopes a bordo, incluyendo 17 mujeres y nueve niños, y cuatro migrantes egipcios fue detenido en Zawiya, pueblo en la costa del país ubicado a 48 kilómetros al oeste de la capital, Trípoli.

Redacción Radio Centro
Foto AP

Compartir

Comentarios