El gobierno de Donald Trump anunció un endurecimiento de las sanciones contra Cuba, reduciendo la cantidad de dinero que los cubanos residentes en Estados Unidos pueden enviarles a sus familiares en la isla.
Los cambios anunciados por el Departamento del Tesoro limitan las remesas a mil dólares por persona por trimestre y entran en vigor el 9 de octubre. Las nuevas reglas ya no permitirán el envío de dinero a no familiares.
«Estamos tomando medidas adicionales para aislar financieramente al régimen cubano», dijo el secretario de Tesoro, Steven Mnuchin, en un comunicado.
En 2009, el gobierno de Barack Obama eliminó los límites a las remesas familiares como parte de sus medidas para restablecer relaciones diplomáticas con La Habana y luego puso fin a las restricciones de remesas a no familiares. Estas remesas sumaron unos 3 mil millones en 2016.
Pero Trump cambió de rumbo, restauró las restricciones financieras y aplicó nuevas sanciones para tratar de cambiar la conducta del gobierno comunista cubano.
Con información y foto de AP

Comentarios