Investigadores señalan que es poco probable que desaparezca la mariposa Monarca, ya que se encuentra en América Central y del Sur, en el Caribe e incluso en regiones como el norte de África, la península Ibérica y Australia.
Sin embargo, alertan que está en peligro su migración, la formación de colonias de millones de especímenes y su papel de polinizadoras.
En la migración previa al invierno, que va del sureste de Canadá y el noreste de Estados Unidos, al centro de México, está involucrado más del 90 por ciento de su población total, y los científicos alertan que sería una gran tragedia ecológica que se perdiera debido a las actividades humanas: tala de los bosques a donde llegan o la desaparición de las plantas de las que se alimentan.
Y aunque durante su recorrido atraviesan buena parte del territorio mexicano, la mayoría llega a los estados de México y Michoacán, donde tiene sus santuarios.
Hay bosques similares en otras entidades, pero se cree que llegan a estos sitios porque ahí tanto las Monarcas como sus larvas encuentran una de sus principales fuentes de alimentación: la planta algodoncillo (Asclepias spp).
Su migración anual depende en gran medida, de México, Canadá y Estados Unidos, por ello, los investigadores demandan que los tres Gobiernos establezcan un plan para conservar los bosques a donde llegan y las plantas de las que se alimentan en su trayecto.
 

Redacción Radio Centro Noticias

Foto: cumbrepuebloscop20.org

Comentarios