Durante el rezo del Ángelus, el Papa Francisco pidió este domingo a quienes tienen un papel de liderazgo en el mundo actuar con sabiduría y discernir siempre el camino correcto para no dañar a las personas que creen en ellas.

Ante numerosos fieles y peregrinos reunidos en la plaza de San Pedro el Pontífice llamo a todos los que tienen responsabilidad educativa o de mando: los pastores de almas, las autoridades públicas, los legisladores, los maestros, los padres, a ser conscientes de su rol delicado y a discernir siempre el camino justo sobre el cual deben conducir a las personas.
El Papa también recordó que el chismorreo es más dañino: el hablar mal de los demás destruye: destruye la familia, la escuela, el lugar de trabajo, el vecindario… De hecho por la lengua -dijo- comienzan las guerras.
El Obispo de Roma invitó a preguntarse: ¿Yo hablo mal de los demás? ¿Yo busco siempre ensuciar a los otros? ¿Para mí es más fácil ver los defectos de los otros que los míos? Intentemos corregirnos al menos un poco. Nos hará bien a todos, dijo.
Tras el rezo de la oración mariana, el Papa saludó a los miles de fieles presentes en la Plaza de San Pedro, entre los que se encontraban muchos niños que se preparan para recibir el Sacramento de la Confirmación.
Redacción Radio Centro Noticias
Foto: AP

Comentarios