El Presidente, Lenín Moreno, derogó el decreto 883, que eliminó el subsidio a los combustibles y provocó la actual ola de protestas en Ecuador.

El Gobierno y los indígenas ecuatorianos acordaron la conformación de una comisión en la que participarán otros sectores sociales para elaborar un documento que sustituya al Decreto 883.

Tras una reunión entre los máximos dirigentes indígenas y el presidente Lenín Moreno, junto a su equipo de colaboradores más cercanos también se anunció la suspensión de las protestas que paralizaron a buena parte del país durante 10 días.

El Presidente de Ecuador, Lenín Moreno, dijo que el acuerdo significo «sin duda alguna sacrificio de cada una de las partes porque eso es un acuerdo, el ceder de parte y parte».

Precisó que no existe «otro principio más maravilloso que la paz» y agradeció a los militares y policías por la «sacrificada labor que cumplen», y porque mucho de ellos dijo están lesionados.

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), Jaime Vargas, sostuvo que se debe respetar la Constitución, entre otros aspectos, en el campo de la consulta previa antes de acciones sobre sus territorios.

En un resumen del proceso «de lucha y resistencia», enumeró que los indígenas han tenido más de 2.000 heridos, más de mil presos, alrededor de diez asesinados y más de cien desaparecidos, así como «tortura de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional».

Y pidió la renuncia de la ministra de Gobierno (Interior), María Paula Romo, y del titular de Defensa, Oswaldo Jarrín, pues «solo así dijo el pueblo ecuatoriano tendrá paz y libertad y tendremos la oportunidad de seguir dialogando para construir proyectos participativos, que beneficien verdaderamente al país y al pueblo».

Con información de EFE

Foto: EFE

 

Compartir

Comentarios