De octubre 2018 a marzo pasado se registraron 22 defunciones, lo que representa una baja de 37 por ciento comparado con la temporada invernal del 2018, informó el coordinador Nacional de Protección Civil, David León Romero.
Explicó que de los 22 decesos, únicamente uno fue por hipotermia y el resto por intoxicación con monóxido de carbono, derivado del uso de leña o petróleo en chimeneas, estufas o calentadores dentro del hogar.
León Romero indicó que, en cuanto a los daños a la salud, como son enfermedades respiratorias o intoxicación por inhalación de humos y gases de calentadores domésticos, se registraron 39 por ciento menos casos, con 270 personas afectadas.
El funcionario agregó que desde el 1 de diciembre se trabajó de manera coordinada con las diferentes dependencias del gobierno federal, así como con las unidades estatales y municipales de Protección Civil, que brindaron asesoría a 28 entidades federativas en la elaboración de sus Programas Especiales de Protección Civil para poder atender a la población.
El coordinador nacional de Protección Civil indicó que 12 entidades federativas y 189 municipios fueron identificados como zonas de peligro alto y muy alto por bajas temperaturas.
David León Romero aseguró que en septiembre se dará a conocer una estrategia de acciones preventivas para que las instituciones estén preparadas para enfrentar la temporada invernal 2019-2020.

Redacción Radio Centro Noticias

Foto: Twitter

Comentarios