Así lo señaló el presidente Andrés Manuel López Obrador, después del choque entre Ricardo Monreal y Martí Batres por el relevo de la presidencia en el Senado.
Señaló que tiene que haber discrepancia, polémica y libertad para manifestarse y expresarse, pero lo más importante es hacer política para el pueblo, e hizo un llamado a integrantes de Morena a que actúen bajo los ideales y principios.
Aseguró que no son los cargos los que deben importar, sino su contribución al cambio, y que ya no ayuda quienes piensan en sus intereses personales, y descartó que los conflictos internos en Morena afecten la aprobación de las reformas que promueve su Gobierno.
Dijo que enviará una carta durante el próximo Congreso de Morena para expresar su punto de vista, y si el Congreso del partido es en fin de semana, podría asistir.
El mandatario aprovecho para informar a trabajadores despedidos de la agencia de noticias Notimex, que serán indemnizados conforme a la ley.
Respecto a la editorial del semanario Desde la Fe, donde señaló la falta de diálogo del Gobierno con los ciudadanos, se limitó a decir que respeta su opinión y que no iba a polemizar.
Pero destacó que le satisface la postura del papa Francisco, que defiende a los pobres y es un ejemplo a seguir, recordó que en su pasada visita a México pronunció discursos “que ojalá se reprodujeran y se distribuyeran”, apuntó.
Aclaró que tiene muy buena relación con sacerdotes, obispos, pastores y dirigentes de todas las iglesias, “amor y paz” expresó.
En cuanto a la orden del Instituto Nacional Electoral (INE) de eliminar el nombre del presidente de los chalecos de los llamados Servidores de la Nación, dijo que no tienen ningún problema, sin embargo, cuestionó dónde se encontraba el instituto cuando en administraciones anteriores no solo se usaba el chaleco, sino dinero para hacer proselitismo.
Aclaró que estos servidores, no tienen que ver con Morena ni con ningún partido, y que saben que quien haga proselitismo por un partido no solo pierde el trabajo, sino debe ser sancionado, porque ya también es delito grave el fraude electoral.
En el marco de la llegada del nuevo embajador de Estados Unidos en México, el mandatario señaló que se ha avanzado mucho en la relación con el presidente estadunidense, Donald Trump, incluso tiene información que tanto demócratas y republicanos ven con buenos ojos que se apruebe el Tratado México-Estados Unidos-Canadá, y confía que el embajador ayudará para su aprobación.
Adelantó que el próximo 15 y 16 de septiembre se vivirá una gran fiesta nacional, con expresiones culturales de todos los estados, «otra Guelaguetza» apuntó.
Con información de Alberto Zamora
Redacción Radio Centro
Foto: Presidencia

Compartir

Comentarios