Con la exigencia de que haya justicia para Leonardo, familiares, amigos y la comunidad de la parroquia Cristo Salvador en la alcaldía de Tlalpan, despidieron al estudiante de la Universidad Intercontinental, quien fue asesinado el miércoles pasado.
Este viernes se ofició una misa de cuerpo presente en la parroquia donde el joven de 29 años servia a la comunidad.
La celebración religiosa fue encabezada por los sacerdotes con los cuales Leonardo Avendaño colavoraba.
Al término de la misa, Josué Avendaño, su hermano, dijo que las autoridades les pidieron no dar detalles de las investigaciones para no entorpecer las indagatorias, sin embargo advirtió que no fue un asalto, por ello demandó castigo para los culpables
Los restos del alumno de la UIC serán cremados y depositados en un nicho que la familia determinará en los próximos días.
Leonardo fue visto por última vez cuando salió de su domicilio el miércoles en la Colonia Aculco en Iztapalapa para dirigirse a la Parroquia de Cristo Salvador. Su cuerpo fue encontrado horas después dentro de su vehículo en la alcaldía de Tlalpan con huellas de tortura.
Con información y foto de Alberto Zamora

Compartir

Comentarios