El Tribunal de Apelación de Escocia declaró «ilegal» la decisión de suspender el Parlamento británico en el período previo a la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).
Tras un debate acalorado, un panel de tres jueces revocó un fallo anterior, que determinó que el primer ministro Boris Johnson no había violado la ley.
Los jueces argumentaron que la decisión de Johnson es ilegal y viola la constitución.
Ahora, el Tribunal emitirá una orden declarando que el consejo del primer ministro a la Reina Isabel y la prórroga que siguió fueron ilegales y, por lo tanto, son nulos.
Redacción Radio Centro

Foto: AP

Comentarios