Tras 12 años, y luego del anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador, para instalar una mesa de diálogo y dar solución a las huelgas en las minas de Sombrerete, Zacatecas; Cananea, Sonora; y Taxco, Guerrero, el dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, Napoleón Gómez Urrutia, manifestó su disposición para poner fin a estos conflictos.
Explicó que, en los tres casos, los trabajadores se vieron obligados a ir a huelga porque Grupo México no quiso atender las demandas de los mineros, sobre todo, en el cumplimiento de las normas de seguridad e higiene, a fin de evitar otra posible tragedia como la de Pasta de Conchos, en Coahuila.
El también presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social en el Senado de la República refirió que,el dueño de Grupo México, Germán Larrea, a quien se le ubica como el segundo más rico del país, ha pasado por encima de las leyes para violentar los derechos de sus trabajadores, por lo que, señaló, es hora de que resuelva las demandas laborales.
Redacción Radio Centro

Foto: ndustriall-union.org

Comentarios