Llama el presidente Andrés Manuel López Obrador a las organizaciones no gubernamentales que defienden a los migrantes y los derechos humanos a que «condenen el modelo neoliberal, la política de pillaje y el abandono del pueblo».
Luego de pedirles que tengan una visión integral y que analicen las causas de la migración y lo que está sucediendo en Centroamérica, el mandatario mexicano se preguntó sobre el número de estudios que hay sobre la realidad en la región y la grave crisis centroamericana.
En su conferencia de prensa de este martes, criticó que no se cuestione sobre el origen de que la mitad de los migrantes sean hondureños.
Manifestó que todo lo que está haciendo es «proteger a los migrantes» y resaltó que el Gobierno mexicano «no ha culpado a otros países o Gobiernos y por el contrario, está ayudando a otras naciones para atender el problema migratorio».
Se manifestó contra quienes en nuestro país señalan que no se debe apoyar a los migrantes y promueven la xenofobia. A todo esto dijo, se le ha cerrado el paso porque México es un país solidario».
Por otra parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador convocó a inversionistas y empresarios con vocación cívica, así como a Fundaciones, a que participen el próximo domingo en la subasta la casa del ciudadano chino-mexicano Zhenli Ye Gon, valuada en poco menos de 100 millones de pesos.
Estos recursos, dijo, serán para los atletas que participan en los Juegos Panamericanos que se llevan a cabo en Perú.
Mencionó que se tiene la meta de alcanzar los 150 millones de pesos a fin de que cada uno de los 544 deportistas reciban 240 mil pesos, lo que equivale a 20 mil pesos mensuales durante un año.
El primer mandatario aclaró que este estímulo se otorgará personalmente a los atletas una vez que regresen de la competencia, por lo que aclaró que «no habrá fideicomisos que administren los bienes de los competidores».
El Presidente dio a conocer que el próximo lunes se dará a conocer el nombre de quien haya obtenido la casa y se entregará el certificado de compra-venta.
Al ser cuestionado sobre su estado de salud, dijo estar bien y de buenas «Les puedo mandar mis análisis clínicos, tengo 65 años, pero me siento muy fuerte», señaló.
Esto, luego de que la diputada priista, Dulce María Sauri, propusiera una reforma constitucional para que sea obligatorio que el Presidente de la República presente, de forma anual, un informe sobre su estado de salud.
 

Redacción Radio Centro

Foto: gob.mx

Compartir

Comentarios