Con el eslogan de «Esto no ha terminado», este domingo decenas de chilenos se manifestaron pacificamente en la Plaza Italia de Santiago, capital chilena.
Ante esto, policías buscaban dispersar la manifestación con chorros de agua y con gases lacrimógenos, sin tener resultados favorables.
Por el contrario, los chilenos han programado una nueva semana de protestas y llaman a una masiva manifestación ante el palacio de La Moneda para el martes, para seguir aumentando la presión sobre el presidente Sebastián Piñera en búsqueda de cambios sistémicos.
Aunque el aumento a las tarifas fue suspendido, sólo provocó que otras problemáticas salieran a la luz, como los carentes servicios de salud, pensiones, calidad de la educación, bajos salarios, altas tarifas de peaje, entre otros.
Se informó que, ya sin el toque de queda, este lunes llegará a Chile, una misión de la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, la expresidenta chilena Michele Bachelet, para examinar si se han violado los derechos humanos en el accionar del Estado durante el presente estallido social.
 

Redacción Radio Centro

Foto: EFE

Compartir

Comentarios