Cientos de capitalinos participaron en el Desfile Internacional del Día de Muertos, que arrancó en el Zócalo y concluyó en la Estela de Luz.
Familias enteras disfrutaron de los carros alegóricos, disfraces y bandas de música.
Al evento acudieron decenas de niños y niñas disfrazados de catrinas, brujas y monstruos.
Entre los asistentes se vio al embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau.
Con información y foto de Miguel Luna

Comentarios