En tres días podría darse a conocer si una de las dos osamentas halladas en la zona de Parres en Tlalpan, pertenece a Daniela Ramírez Ortiz, desaparecida desde el pasado 19 de mayo.
En entrevista, la procuradora capitalina Ernestina Godoy confirmó que tras el hallazgo en los límites entre la Ciudad de Mexico y el estado de Morelos, las osamentas fueron enviadas a los laboratorios para su análisis y confirmar si se trata de la joven de 18 años de edad, presuntamente secuestrada por un taxista.
«La verdad es que son huesos, no tengo tejido blando, lo cual hace que tarde un poco mas los estudios, en los tres días tendremos seguramente la identidad», sostuvo la procuradora.
Ernestina Godoy confirmó que, como parte de las diligencias sobre este caso, Margot Ortíz, madre de Daniela acudirá este miércoles a la subprocuaduría de atención a víctimas para tratar de identificar la ropa que portaban las osamentas y confirmar si se trata de las mismas que utilizó la joven, el día que se le vio por ultima vez.
Con información de David Santiago
Foto: Twitter

Compartir

Comentarios