Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, encabezó la delegación mexicana que se reunión con Christopher Landau, embajador de Estados Unidos en México y representantes de organismos de seguridad de ese país.
La reunión se prolongó alrededor de 90 minutos a puerta cerrada, y las delegaciones se retiraron sin ofrecer información sobre lo tratado en el encuentro.
A través de redes sociales, el canciller Marcelo Ebrard, dijo que «habrá un antes y un después» en el tráfico ilegal de armas entre Estados Unidos y México.
«Concluyó reunión convocada por el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, con el Embajador de EE.UU. y su equipo para congelar tráfico ilícito de armas hacia México. Habrá un antes y un después de la llamada del sábado entre los presidentes López Obrador y Trump en esta materia».
Además del embajador estadounidense y el canciller mexicano, asistieron los titulares de las secretarias de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo; de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, y de Marina, Rafael Ojeda.
El encuentro fue acordado como parte de la conversación telefónica del sábado entre los presidentes de Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump, a raíz de los hechos de violencia registrados en Culiacán, Sinaloa.
Durante esa charla el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a Donald Trump congelar el tráfico de armas a México desde Estados Unidos. El presidente de Estados Unidos le expresó su solidaridad sobre los hechos sucedidos el jueves en Culiacán.
Con información de Miguel Luna
Redacción Radio Centro
Foto: fge.jalisco.gob.mx

Comentarios