En la Plaza de la República de Campeche, el presidente Andrés Manuel López Obrador ratificó que la prioridad de su gobierno es el sureste que ha estado abandonado, “aunque no les guste a otros, con todo respeto”.
Ante centenares de habitantes de la localidad, dijo que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está dispuesto a invertir en la construcción del Tren Maya, y otras obras de infraestructura en el sureste mexicano.
Comentó que fue el secretario de Comercio del gobierno norteamericano, Wilbur Ross, le transmitió la intención del presidente Trump, de participar en ese proyecto, uno de los más importantes del nuevo gobierno.
“Es como todo un circuito, abarca toda la península y más abajo, mil 500 kilómetros y solo territorio de Campeche, más de 500 kilómetros. De modo que la inversión en el sexenio solo para ese proyecto, para Campeche, son cerca de 50 mil millones de pesos, una inversión nunca destinada al estado de Campeche”.
El ambiente estuvo dividido entre abucheos y aplausos para el gobernador de Campeche Alejandro Moreno. Desde que llegaron al lugar algunos asistentes con matracas, gritaban porras a favor de Moreno Cárdenas, y otros pedían su salida del evento.
Alejandro Moreno respondió que su gobierno tiene carácter, orgullo y categoría política. “No tengan la menor duda que a su amigo el gobernador lo que le sobra es carácter, para hablar con todos, para escuchar a todos, para entender a todos”.
El presidente Andrés Manuel López Obrador, salió de nuevo al quite con otra consulta a mano alzada.
“Que levanten la mano los que piensen que debemos de pintar nuestra raya y no tener relación con el gobierne del estado, que levanten la mano. Bájenla, muy poquitos, no alcanzo a ver, pero muy poquitos. A ver que levanten la mano los que piensen que debemos trabajar unidos y coordinados. Ahí está la cosa, debemos unirnos todos”.
Con información de Gaspar Vela

Foto: @lopezobrador_

Comentarios