La clausura de las nueve gasolineras de Tamaulipas que le negaron el servicio a las fuerzas armadas y corporaciones policiacas fue justa y se llevó a cabo con estricto apego a lo que establece la ley, aseguró el procurador federal del Consumidor, Ricardo Sheffield Padilla.
Entrevistado luego de participar en un foro en la Secretaría de Economía, el funcionario desestimó el argumento de los empresarios gasolineros en el sentido de que son amenazados por el crimen organizado, ya que dijo, no existe una sola denuncia penal sobre esos presuntos hechos.
El titular de la Profeco señaló que las 9 gasolineras clausuradas podrían reabrir en dos o tres semanas si pagan la multa y se comprometen a no volver a realizar prácticas discriminatorias, pero si no les interesa regularizar su situación la clausura se puede volver permanente.
Con información de Víctor Gamboa
Foto: Archivo

Comentarios