Al iniciar la primera huelga nacional en 12 años, los trabajadores cerraron las plantas de manufactura en nueve estados de Estados Unidos, así como 22 almacenes de distribución de piezas, por el fracaso de las negociaciones contractuales.
Y mientras el sindicato afirmó que General Motors apenas ha cedido en los meses de negociaciones, la compañía dijo haber hecho ofertas considerables, como aumentos de salarios e inversiones en fábricas.
Trabajadores aseguran que los empleados habían renunciado a alza salariales para ayudar a General Motors durante su proceso de bancarrota, y que ahora que la compañía tiene beneficios, los trabajadores quieren recuperar parte del dinero perdido.
El vicepresidente de United Auto Workers (UAW), Terry Dittes, principal negociador del sindicato, dijo que la huelga era el último recurso, pero necesario porque las dos partes están lejos de poder cerrar un nuevo convenio de cuatro años.
Y debido a que las declaraciones públicas de los dos bandos se contradicen, es difícil saber cuánto durará la huelga.
 

Redacción Radio Centro

Foto: @GovWhitmer [1] 

[1] https://twitter.com/GovWhitmer

Compartir

Comentarios