El gobierno de China pidió a Estados Unidos que detenga su venta de armas y equipo militar a Taiwán, por intervenir seriamente en los asuntos internos del país asiático, socavar su soberanía y seguridad, de acuerdo con información del portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Geng Shuang.

Le establecieron 30 días para detener la venta de 150 tanques Abrams M1A2T y 250 misiles Stinger, así como equipamiento militar por un monto de 2,200 millones de dólares.

Geng, explicó en rueda de prensa que es necesario que paren los ataques a las relaciones entre China y Estados Unidos, luego de la guerra comercial iniciada por el país norteamericano el año pasado.

Taiwán no es reconocido oficialmente por la Organización de las Naciones Unidas como un estado independiente y China, lo considera parte de su territorio, por lo que ha manifestado su descontento ante las intromisiones de Estados Unidos, que se considera su principal aliado de armas, a pesar de haber roto sus relaciones diplomáticas con la isla en 1979.

Redacción: Radio Centro Noticias

Foto: Twitter

Comentarios