Se refirió a los enfrentamientos de este martes en el aeropuerto internacional, que recuperó este miércoles su ritmo normal.
 
El portavoz de la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao del gobierno chino ya había afirmado el lunes que los ataques de «manifestantes radicales» contra policías representaban un «grave crimen» que muestra «las primeras señales de terrorismo».
 
Agregó que»los manifestantes han violado la ley, la moral y la humanidad», con su comportamiento y han empañado la imagen internacional de Hong Kong».
 
Los manifestantes honkoneses agredieron el martes a dos habitantes de China continental durante la importante movilización en la terminal aérea, cuyos vuelos quedaron suspendidos el lunes y el martes.
 
En tanto, los manifestantes prodemocracia se retiraron del aeropuerto de Hong Kong, que reanudó sus operaciones este miércoles, reprogramando cientos de vuelos que fueron interrumpidos en los últimos dos días cuando los manifestantes en favor de la democracia se enfrentaron con la policía antidisturbios.
 
La autoridad aeroportuaria de Hong Kong indicó que cuenta con un mandato provisional para evitar que las personas «obstruyan ilegal y deliberadamente» las operaciones del aeródromo.
 
Las personas también tienen prohibido asistir o participar en cualquier manifestación o protesta de orden público en el aeropuerto.
 
Beijing condenó las protestas y a los manifestantes por agredir a dos hombres de China continental en el Aeropuerto Internacional de Hong Kong.
 
El 9 de junio comenzaron las manifestaciones de protesta en contra de un proyecto de ley que permitía extradiciones a China pero que se han transformado en un intento más amplio para revertir una caída en las libertades democráticas en Hong Kong.
 
Redacción Formato 21
Foto    AP

Comentarios